Adampi Aragón

V CERTAMEN DE REDACCIÓN: GANADORES

Ha sido un trabajo muy difícil el seleccionar los ganadores/as de esta IV Edición de nuestro Certamen de Redacción "Miguel de Cervantes". Aquí tenéis los textos ganadores de esta edición. Leedlos y disfrutadlos con el mismo cariño con el que han sido escritos. Muchas gracias a todos/as por vuestra participación, esperamos poder volver a contar con vosotros en sucesivas ediciones.

 

TERCER CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA - ACCESIT

EL CAMBIO EN SU VIDA de Andrea Serrano

CEIP Marie Curie

Hace ya casi cuatro años a mi amigo Pepe Milkenvert le pasó una cosa terrible. Iba en bicicleta por la calle cuando, de repente le cayó una maceta a la rueda, salió despedido a la carretera y le atropellaron. Cuando fui a verlo al hospital me dijeron que se había quedado paralítico: no iba a poder volver a mover las piernas. Eso aparte de que le habían tenido que amputar el pie izquierdo. Le costó mucho acostumbrarse a su nueva vida. El era corredor de triatlón, había tenido muy mala suerte… Lo primero que hizo cuando se enteró fue gritar y llorar. Luego se calmó. Le costó mucho dinero a el y a su familia pagar todo lo necesario para adaptar su casa, pero eso no fue lo peor. Al principio no sabía manejar la silla de ruedas, aparte de que le daba vergüenza salir a la calle. Cuando lo consiguió, tenía que buscarse un nuevo hobby. Probó de todo: ajedrez, las cartas, cantar… pero no le gustaba nada. Hasta que un día le propuse que jugara al baloncesto. Sí, había mucha gente que lo había hecho… ¿por qué el no? Se negó durante tres meses, pero al ver que no había otra elección, cedió. Le costó su tiempo manejar la silla y el balón a la vez, pero lo consiguió. Aún así ese no era el único problema ya que no todos los sitios están habilitados. El primer sitio fue nuestro insti, que no tiene ascensor. Tuvo que cambiarse de instituto. Le costó, el no quería. Por otro lado no todas las tiendas tienen rampa, la mayoría tienen un escalón, que impide subir a la gente a la gente con silla de ruedas. Aunque se hayan habilitado muchos sitios, aún a día de hoy los hay que no. Espero que mi amigo haya servido de ejemplo a gente que tiene un accidente y se queda discapacitada. Porque hoy Pepe juega en la liga profesional española de baloncesto para discapacitados, en el equipo de Madrid, el de Aragón y en la Selección Española de Basquet para discapacitados, o también llamada la EBD. No os rindáis nunca… ¡Los sueños se pueden cumplir! [SUBIR]

TERCER CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA - PRIMER PREMIO

El MILAGRO SOBRE HIELO de Eva Oliver Pérez

CEIP La Estrella

Hola, me llamo María y os voy a contar mi historia. Soy una patinadora sobre hielo paralímpica. ¿Qué cómo llegué a ser paralímpica? Eso es lo que os voy a contar. Comencé a patinar a los tres años, aún recuerdo la primera vez que me caí “de culo”. Fui creciendo y cada vez se me daba mejor patinar. Sobre todo con mi hermana Ana. ¡Ah! No os he dicho que tengo una hermana gemela que patina tan bien como yo. Esto me ocurrió con 14 años. El caso es que todo iba genial y me habían dicho que iba a ir a las Olimpiadas de Invierno cuando… Un día que iba a entrenar en bicicleta, porque dicen que es mejor para el medio ambiente y no contamina tanto, un coche se saltó el semáforo y me atropelló. Recuerdo que mi abuelo siempre me decía: “lo importante es llegar a tu destino y no ir deprisa para llegar antes”. Pues yo ese día no llegué a mi destino. Me quedé inconsciente en el suelo y le llevaron al hospital. Cuando desperté, vi a mi familia a mi alrededor y me asusté. Además, no me acordaba de nada. Mi familia me lo explicó todo, y cuando me dijeron que me habían tenido que amputar una pierna me asusté. ¡No me lo podía creer! Miré mi supuesta pierna, que ya no estaba y vi que era cierto. Los médicos me contaron que en el accidente la pierna me había quedado “escachada” contra el coche, totalmente rota y no tenían otra opción. La sensación que tuve en ese momento fue peor que horrible, pensé que mi vida estaba acabada. Ya no iría a las Olimpiadas de Invierno, y ni siquiera podría volver a patinar. No tenía ganas ni de seguir viviendo ¿¡Porqué me ha pasado a mí!? Esa era mi pregunta… No quise salir de casa ni para salir ir al instituto y mi madre me enseñaba en casa, me traían los libros… Y lo peor fue que ya empezaba a sentir envidia de mi hermana, cuando la veía patinar. No quería estar con nadie, solo podía pensar en que había perdido la mejor oportunidad de mi vida. Poco a poco me fui acostumbrando e iba saliendo más de casa gracias a los ánimos de mi familia y de mi propia entrenadora. Un día tenía tantas ganas de patinar que me puse un solo patín fui agarrada al borde de la pista. Pero no era lo mismo. Hasta que, esperando al dentista, me senté a leer una revista de ciencia, que tenía de portada una foto del científico Javier de la Sierra y leí el titular que decía: “ El gran científico Javier de la Sierra, investiga la posibilidad de crear prótesis biónicas”. Así que me puse en contacto con el y me dijo que sí, pero que para hacerla, debía probar en mí algunos experimentos. Les pregunté a mis padres y acepté. Javier comenzó a hacer los experimentos, pero no funcionaban y cuando pensábamos que estaba todo perdido… ¡¡Lo conseguimos!! Mi corazón se inundó de alegría al saber que Javier, por fin, lo había conseguido. Poco tiempo después salí en las revistas y en las noticias deportivas. Por lo que Javier fue muy valorado y aún más famoso. Al fin y al cabo habíamos salido ganando los dos, porque yo podía intentar patinar de nuevo. Al día siguiente fui la primera a la pista, me puse los patines y me caí pero así, día tras día conseguí volver a tener confianza en mí misma. Y tras unos meses podía volver a patinar, mi vida volvía a tener sentido y todos mis males se habían esfumado. Seguí durante mucho tiempo hasta que me dijeron que podía ir a las próximas Paraolimpiadas de Invierno y me emocioné muchísimo. Así que con veinte años estaba en mis primeras Paralímpiadas que esperaba que no fueran las últimas. Y gracias a mi esfuerzo y constancia había quedado en primer lugar ganando la medalla de oro. Había oído que la vida daba segundas oportunidades, pero no estaba segura de ello, hasta que me tocó mi segunda oportunidad.  [SUBIR]

SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA - ACCESIT

MENUDA CARRERA de Thaira Piedrafita

CEIP Gil Marín

Érase una vez una niña llamada Teresa. Ella era rubia, de ojos azules como el mar, su piel blanca como la nieve, su sonrisa bonita. Le gustaba todo lo referido son el atletismo, sobre todo correr. Teresa estaba en la pista de carreras que era roja con líneas blancas con tres carriles. Teresa estaba estirando cuando aparecieron sus amigos. Ella les desafió, pero quedó segunda. Después de la carrera a Teresa le dolía la pierna, llamó a su mamá con su móvil y se marcharon a urgencias. Teresa tenía cáncer de pierna y para que no fuera a más le tuvieron que cortar la pierna. Ella tendría que ir toda su vida en silla de ruedas Teresa tuvo que renunciar a ser atleta, pero ella no dijo nada y buscó otro deporte. Después de mucho buscar encontró el baloncesto, lo probó y le gustó. Además se le daba de maravilla. Después de mucho practicar, de tiempo y dedicación Teresa era un profesional, cuando se hizo mayor fue campeona en los Juegos Paralímpicos de Baloncesto.  [SUBIR]

SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA - PRIMER PREMIO

EL DRAGÓN de Nicolás Gómara Roldán

CEIP Gil Marín

Hace cincuenta años una isla preciosa e inmensa, como los dragones que vivían allí, fue atacada por piratas, vikingos y ninjas. Los dragones se defendían echando llamaradas de fuego por la boca. De repente salió de detrás de una montaña un dragón enorme, alto y bastante listo, que de un aletazo tiraba al suelo a cien personas. Los dragones ganaron la batalla gracias a Dani, la bestia que de un aletazo tiraba a cien personas al suelo. Una noche oscura, tres ninjas se colaron en la casa de Dani mientras dormía y… ¡Zas! ¡Zas! A la mañana siguiente cuando Dani se despertó… ¡¡Le habían cortado las alas!! Se lo contó a Gus, su mejor amigo, que le dijo… “se necesitan cuatro materiales para hacer unas nuevas alas; los materiales son: tela de Grifo, cuernos de Minotauro, tentáculos de Pulpo y pelo de Oso Polar”. Dani fue a buscarlos, pero se rindió. Entonces se puso a recoger madera y tela de todos tipos y empezó a construir unas alas caseras, sin magia. Le costó mucho, pero las hizo… y encima más fuertes y mejores. Los vikingos, piratas y ninjas volvieron a atacar, pero no se atrevieron a seguir luchando por las alas de Dani. Y colorín colorado este cuento ya se ha acabado. [SUBIR]